Presentación del Instituto Fisiomédico de Madrid, el primer centro LPG Active Life en España

“Aspiramos a ser el centro de referencia en España”, afirmó Curro Millán, director general del Instituto Fisiomédico (www.institutofisiomedico.com) durante la presentación ayer en Madrid de este centro especializado en planificación pre y postquirúrgica, con protocolos de actuación personalizados y tecnología de última generación, para abordar la mejor rehabilitación tras operaciones  que afecten a zona muscular, conectiva, ósea, neurológica o funcional.

Curro Millán, especialista también en fisioterapia avanzada, destacó en primer lugar el carácter pionero del centro. “Por nuestros protocolos de actuación, antes y después de una intervención; por el desarrollo de técnicas en postcirugía y secuelas, y por contar con la tecnología más avanzada que nos proporciona LPG, el Instituto Fisiomédico aspira –señaló Millán- a ser el centro de referencia en España”.

Este carácter pionero lo demuestran ya al tener la especialidad de fisioterapia oncológica “con la que tratamos afectaciones provocadas por la intervención quirúrgica, sea cual sea el origen del cáncer, y las secuelas que se puedan producir durante los tratamientos con radio o quimioterapia”, puntualiza Curro Millán. Además de ser pioneros en el desarrollo de especialidades de rehabilitación postquirúrgica – para zonas conectivas y osteomusculares- se han especializado también en el tratamiento de secuelas  provocadas por traumatismos, cirugías, accidentes o grandes quemados, entre otras.

LPG Systems, (www.lpgsystems.es) la multinacional francesa que ha creado los aparatos de última generación con que cuenta el Instituto Fisiomédico, es líder mundial en este tipo de

ecnología aplicada a la rehabilitación. Con su programa Active Lifeofrece protocolos pre y post-operatorios para optimizar los resultados de la cirugía así como acortar la duración de recuperación del paciente. Desarrollado por fisioterapeutas y validado por cirujanos, estos protocolos incluyen las tecnologías HUBER® MOTION LAB y CELLU M6®,  esencial enel tratamiento de trastornos musculoesqueléticos y del tejido conectivo. El fisioterapeuta juega así un papel clave preparando las fases del pre y post-operatorio.

HUBER MOTION LAB es una máquina multidisciplinar de alto rendimiento que permite reforzar los músculos profundos y superficiales, coordinar los movimientos, corregir las posturas, movilizar las articulaciones con total seguridad, aliviar las tensiones y preparar las diversas cirugías para su tratamiento posterior, optimizando los resultados y acelerando los procesos de recuperación.

CELLU M6 ® combina potencia y elegancia en una innovación tecnológica sin precedentes reuniendo las últimas técnicas de  Lipomassage y Endermolift (2013)  para tratamientos corporales de alta precisión terapéuticos. Protocolos exclusivos y personalizados Tom Richert, Business Developer LPG Active Life, señaló durante la presentación de hoy en Madrid que “las tecnologias Cellu M6 de Mécano-Stimulation™ y Huber Motion Lab, son únicas y patentadas”. Añadió que “estas técnicas reúnen  un gran conocimiento de la fisiología humana, precisamente del tejido conjuntivo y del aparato osteomuscular.  Además, las técnicas LPG producen estimulaciones, casi de forma natural, que promueven y aceleran la capacidad del cuerpo a curarse”. Los protocolos de rehabilitación pre y postoperatorios Active Life son únicos ya que se elaboran entre fisioterapeutas y médicos. “Son la clave del programa”, afirma Richert, quien matiza que “aunque todos los especialistas coinciden en los beneficios que supone preparar al paciente antes de una operación, hoy nadie lo hace. Por eso LPG Active Life es un programa de éxito”. Cualquier elemento que se pueda mejorar antes de la operación (tono muscular, flexibilidad, atrofia del tejido, condición cardiovascular…) contribuirá a disminuir el número de complicaciones, acelerar la recuperación y reducir costos.  Richert insistió en que es crucial tranquilizar al paciente y enseñarle los movimientos y los aparatos de rehabilitación antes de la operación. “Se permite ganar un tiempo valioso en postoperatorio y obtener una mejor participación del paciente”, señaló. Rehabilitación completa Lorenzo Rabadán, cirujano y coordinador de la Unidad de Mama del hospital Universitario de Torrejón, aportó la experiencia del especialista médico.  “La tecnología LPG –dijo- nos proporciona a los cirujanos los dispositivos médicos para conseguir la rehabilitación completa de los pacientes que han sido sometidos a una intervención quirúrgica”. Según Rabadán, la tecnología CELLU M6 se utiliza desde los primeros días tras la operación y actúa al nivel de la cicatriz y la zona cercana disminuyendo el edema y la inflamación, optimizando el proceso de cicatrización.  Así se evita la formación de adherencias de la cicatriz a los planos musculares disminuyendo el dolor postoperatorio y recuperando la movilidad. Además, asegura los mejores resultados estéticos con cicatrices muy poco visibles.

El dispositivo HUBER MOTION LAB también puede utilizarse en las primeras semanas tras la intervención favoreciendo la movilidad y la recuperación de la fuerza y tono muscular para conseguir una rehabilitación funcional completa. En la cirugía del cáncer de mama “la tecnología LPG nos va a permitir –señaló Rabadán- actuar sobre la mama intervenida disminuyendo el dolor postoperatorio en la herida quirúrgica y el dolor en el hombro, en el brazo y en el costado derivados de la postura de protección que se adopta tras la operación. Así se consigue recuperar muy pronto una mama móvil, con una textura firme y blanda, no dolorosa y una cicatriz estética”. Por otro lado “al actuar precozmente sobre la movilidad, fuerza, tono muscular y  reeducación postural, ofrecemos la mejor calidad de vida a las pacientes intervenidas por cáncer de mama”, señaló el cirujano. Programar el tratamiento rehabilitador (físico y psicológico) desde antes de la intervención nos permitirá –continuó el doctor Rabadán- -adaptarnos a las necesidades de cada paciente en concreto. Así podemos prevenir la aparición de complicaciones durante las distintas fases del periodo postoperatorio, durante los  diversos tratamientos que recibirá cada paciente y podemos actuar de modo personalizado sobre los aspectos que requieran tratamiento en el momento adecuado de la recuperación. Nuestro objetivo final  -terminó afirmando el  doctor- es la reintegración completa de la paciente a su vida normal en condiciones óptimas”.

Categorías