La rehabilitación del monarca (Europa Press)

El Rey Don Juan Carlos ya ha recibido el alta hospitalaria. Desde la operación de la cadera izquierda el pasado martes 24 de septiembre, el monarca ha empezado con su rehabilitación, un proceso básico e imprescindible para su pronta recuperación y para que pueda retomar sus actividades con total normalidad, sin molestias ni dolor. Sus médicos han establecido un proceso de rehabilitación de entre ocho semanas y seis meses.

La rehabilitación será la clave y de su constancia dependerá su recuperación. Curro Millán, el director de Instituto Fisiomédico, el primer centro de fisiomedicina en España, apunta a la importancia de una preparación previa a la intervención quirúrgica, con la que se fortalecen las partes implicadas a la patología, mejora la calidad muscular, los tejidos y la condición física global y específica de esa operación.

En un tratamiento pre-quirúrgico y para todas las intervenciones, se establecerá un protocolo en función del estado de salud del paciente y sus cualidades físicas, que puede incluir un programa en el Laboratorio del Movimiento Humano, Pilates específico y/o técnicas de estimulación.

Instituto Fisiomédico es el  primer centro en España que dispone de la Huber Motion Lab, una máquina de alto rendimiento que mejora el nivel de actividad física en personas mayores o en rehabilitación, mejora la economía del gesto y del desplazamiento, ayuda a coordinar los movimientos, corregir posturas, aliviar tensiones y dolor o aumentar la fuerza y felixibilidad, entre otros muchos. Esta máquina estimula la actividad sensorial, el equilibrio y la postura de forma no dañina, y permite calibrar la fuerza a través de la contracción isométrica, es decir, contrae el músculo sin mover el hueso. Además, su plataforma oscilante corrige de forma involuntaria las posiciones de desequilibrio, mejorando la masa muscular, el equilibrio y la coordinación.

Esta preparación previa a las intervenciones quirúrgicas, permiten mejorar los tiempos de recuperación de los post-operatorios. “En estos tratamientos, lo importante es reducir la inmovilización a través de la cinesiterapia, que puede realizarse en la cama. El monarca, en este caso, se encuentra entre dos operaciones y la segunda suele ser más dura y dolorosa”, señala Curro Millán.

Para evitar el dolor, el tratamiento post-operatorio se realiza con Cellu M6, a través de la endermotherapie, con lo que se trata la cicatriz, el edema y las parteas blandas. Este robot que permite destensar el tejido conectivo y muscular, relajar el tejido de las cicatrices y estimular el flujo vascular mediante la estimulación mecánica. Mientras, la Huber Motion Lab o el Laboratorio del Movimiento Humano, permite movilizaciones específicas no agresivas, y según evolucione el paciente se puede aumentar la movilización a un mayor rango, a la vez que trabaja la fuerza, el equilibrio, la coordinación y la propiocepción.

La fisiomedicina, concepto revolucionario

Todos los tratamientos de Instituto Fisiomédico se basan en la evidencia científica. La fisiomedicina es una disciplina avanzada, nacida de la fisioterapia, dirigida a la prevención y el tratamiento previo y post-quirúrgico de problemas de salud. En la fisiomedicina se aplican las últimas técnicas científicas que, sumadas a la tecnología más pionera, permiten conseguir unos avances difícilmente alcanzables con la fisioterapia tradicional. Sus resultados son visibles y aportan una mayor confianza y seguridad.

Categorías