Cicatrices

Descripción:

Cada año en el mundo desarrollado 100 millones de pacientes adquieren cicatrices, algunas de las cuales causan problemas considerables, como resultado de 55 millones de operaciones electivas y 25 millones de operaciones después de trauma.

Hay una estimación acoplada de 11 millones cicatrices queloides. El proceso cicatricial tiene varias fases: inflamación, reparación y remodelación del tejido.

La cicatrización normal involucra una secuencia de eventos complejos que se clasifican en tres etapas: inflamación, proliferación y remodelación. Este mecanismo depende de la regulación del depósito de fibrina, la actividad de los fibroblastos, la angiogénesis y la producción de colágeno y fibronectina por el tejido cicatricial.

Un balance entre la biosíntesis del tejido neoformado y la degradación del mismo en el sitio de la injuria, es necesario para evitar alteraciones de la cicatrización. Una modificación en alguno de los pasos de este proceso ocasiona la desorganización del tejido y la posibilidad de generar una reparación anómala, la que puede manifestarse como cicatriz hipertrófica, atrófica o queloide. Estas alteraciones en la reparación de heridas ocasionan problemas físicos, funcionales, dolor, estéticos y psicosociales.

Tratamiento:

Muchos son los tratamientos para prevenir y tratar las cicatrices pero en nuestro estudio nos basamos en la aplicación de Drenaje Linfático Manual que es una terapia manual de suave rítmico, fluyente, que tracciona de la piel, sin deslizar ni perder contacto sobre esta a lo largo de las vías linfáticas superficiales, cuyo objetivo principal es mejorar la reabsorción del edema a través de la captación y evacuación de los fluidos.

Los movimientos intermitentes crean un efecto mecánico de presión y descompresión que estimulan el automatismo de la bomba linfática con la cual podremos conseguir un efecto drenante disminuyendo el edema, un efecto muscular liso favoreciendo el movimiento rítmico de los angiones, y un efecto muscular estriado regulando el tono de las fibras musculares; un efecto inmunológico, optimizando el estado de los líquidos extracelulares y un efecto neural o relajante activando el sistema nervioso parasimpático y modulando el dolor a través de estimulación de mecanoreceptores.

La otra técnica para el tratamiento de cicatrices hipertróficas es la microdermoabrasión ya que a través de esta técnica se va controlando una correcta remodelación de la capa epitelial. Muchas veces ya las cicatrices están muy instauradas con malformaciones y retracciones de la piel y fascias producidos por la formación de fibrosis en las mismas disminuyendo la calidad de la misma, su elasticidad, consistencia, coloración...y pueden conllevar a consecuencias como el dolor, restricción en la movilidad y con ello impotencia funcional.

A través del Cellu M6 hay una reactivación de los enlaces de colágeno y en la proliferación de la elastina a través de la mecanotracción de la piel mejorando las características de la misma y mejorando su textura, calidad, elasticidad, coloración y disminuyendo la fibrosis que produce retracción, disminuye el edema por su efecto drenante y el dolor por la teoría de la puerta.


Reserva Cita

Dinos cómo podemos ayudarte y te contactaremos cuanto antes.

También puedes escribirnos a info@institutofisiomedico.com o llamarnos al 918 273 682

Reserva tu cita Online: